viernes, 1 de noviembre de 2013

Carta


Me despierto temprano, me vienes a la mente. Te extraño. Te escribo. Dejo absolutamente todos mis pensamientos acerca de tí en un pedazo de papel. En medio de la calma de la mañana y las cálidas caricias del sol matutino, entre murmullos ahogados, me dedico a añorarte, a evocar momentos, a anhelar. Sé que vendrás, pero ya no aguanto los efectos de esta agónica espera.

Más información sobre la foto y el autor aquí.